Lo intentamos y lo intentamos pero, aunque ponemos muchísimo esfuerzo en tener las uñas perfectas, los factores externos hacen que, a pesar de nuestro trabajo, luzcan dañadas. Las uñas son una de las partes que más nos gusta cuidar y a la que más importancia le damos.

De hecho, nuestras manos son una carta de presentación tanto en nuestro trabajo como en nuestro círculo social, por lo que son muchas las mujeres que no escatiman en contar con centros profesionales para lucir unas uñas siempre perfectas (por dentro y por fuera).

A todas nos gustaría tener unas uñas naturales perfectas, pero conservarlas bonitas y fuertes requiere de mucho esfuerzo y, sobre todo, mucha paciencia. ¿Eres de las que se muerde las uñas o notas que, pese a los cuidados, se rompen continuamente? Tenemos varias soluciones.

El gran desconcierto entre los diferentes tipos de uñas

No todo el mundo sabe reconocer la diferencia entre uñas acrílicas, de gel o de porcelana, pese a ser algunas de las opciones que más gustan a nuestras clientas por el acabado y la durabilidad del trabajo. Sin embargo, es necesario saber cuál es la opción adecuada para cada tipo de persona.

A simple vista, es muy difícil diferenciar unas uñas de porcelana, de gel o acrílicas, sin embargo, las técnicas y los materiales usados son muy distintos, así como el mantenimiento posterior al tratamiento.

En Nails&Co, te explicamos las diferencias entre uñas de porcelana, uñas de gel y uñas acrílicas y te explicamos el método de elaboración, así como las principales ventajas y desventajas de cada una. De esta forma, podrás hacerte una idea de cuál es la fórmula que mejor se adapta a tus necesidades.

Uñas de acrigel

Se realizan con fibras de vidrio. Es una de las técnicas más antiguas, aunque no han parado de surgir novedades. Su cuidado ha de ser mayor debido a que sus materiales son más delicados, ya que están elaboradas a partir de moldes que se colocan encima de la uña natural hasta conseguir el largo y la forma que se desea.

Requiere un gran mantenimiento debido a que, a medida que la uña natural va creciendo, el acabado se irá perdiendo, por lo que es necesario hacer un retoque cada 15 días aproximadamente.

¿El mayor inconveniente? Su coste, un poco por encima de los demás tratamientos, pero merece la pena debido a lo natural de su acabado. ¡Son finísimas!

Uñas acrílicas

Se elaboran con una mezcla entre un líquido especial y polímero el polvo. De hecho, el proceso de realización es muy similar al de las uñas de porcelana, ya que ambas se crean a partir de moldes para dar el largo deseado.

¿Cuáles son las diferencias?

La principal diferencia será, no obstante, los materiales, que dan un resultado súper natural, con un color rosado precioso. Lo que más nos gusta de esta opción es su durabilidad, ya que con un buen trabajo, puede llegar a durar hasta 6 meses.

No obstante, su mantenimiento debe ser muy constante, acudiendo al centro cada tres semanas para rellenar las uñas y que el acabado quede en perfectas condiciones. Fuertes y resistentes, si tienes las uñas débiles, está será tu mejor opción.

Uñas de gel

Los materiales usados son geles oligómeros, que permiten que la uña respire para evitar posibles infecciones. De hecho, su tecnología es de la más avanzada que te puedes encontrar en manicuras. Puede decorarlas a tu gusto, ¡es perfecta para las más atrevidas! Las uñas de gel son de las favoritas por nuestras clientas y uno de los factores es la facilidad para hacerlas. ¿Lo vemos?

¿Cómo se realizan?

Sobre una base de tela muy fina aplicamos el gel. El proceso es bastante más rápido que los anteriores (aunque un poquito más incómodo).

Tras adaptar el gel a la uña, comenzamos a limarla para darle la forma correcta, aplicando después una luz ultravioleta (tranquila, porque es completamente inofensiva y no te causará ningún daño) que se usa para secar las capas. El secado de las uñas de gel depende del proceso que se realice, aunque lo normal es utilizar una lámpara LED que acelera el proceso y deja un resultado perfecto.

Te gustará su precio, ya que es una de las técnicas más baratas y, si te muerdes las uñas, te la aconsejamos. En la otra cara de la moneda, debemos decirte que son un poquito menos resistentes que las uñas acrílicas y requiere más trabajo retirarlas, pero el acabado es precioso.

De hecho, es una de las técnicas más empleadas en bodas, ya que las uñas de gel para novias quedan espectaculares. Si te interesa saber el precio de las uñas de gel, no dudes en entrar en la web de Nails&Co y echarun vistazo a todos los tipos de manicuras que tenemos para ti.

¿Sigues sin saber cuál elegir?

En Nails&Co estudiamos tu caso y te aconsejamos sobre el tipo de manicura que más se adapta a tus necesidades. Ven a visitarnos y nuestro equipo de profesionales te dirá todo lo que necesitas saber sobre manicuras, así como todos los tipos de acabados y esmaltes que puedes lucir.

Desde los más clásicos hasta los más modernos y atrevidos. ¿Aún no nos conoces? Estamos en la calle Claudio Coello, Madrid, y ¡también abrimos los fines de semana! Este 2019, no hay excusas: ¡luce uñas perfectas!

WhatsApp