¿Sabías que nuestros pies sufren especialmente en verano? Sandalias, humedad, fricciones, calor… ¡Es una combinación perfecta con la que sufren y se dañan más que en otras estaciones! Sin embargo, gracias a los tratamientos de pedicura de los centros de estética, podemos gozar de unos pies bonitos y sanos. Si notas que la estación estival ha dañado tus pies, sgue nuestros consejos sobre los cuidados de los pies para dejarlos como nuevos después de darles caña durante las vacaciones.

¿Por qué es tan necesario procurar cuidados de los pies tras el verano?

Las vacaciones estivales son la época perfecta para el relax: todo nuestro cuerpo entra en calma y goza de un merecido descanso. Bueno, todo, todo, no: nuestros pies son los encargados de pagar el pato y es que, durante esta época del año, reciben un trato bastante más rudo de lo habitual. ¿No va siendo hora de mimarlos como se merecen?

Llevar calzado plano, la falta de la protección que en invierno te proporcionaban los calcetines y las medias, la mala combinación de calor y humedad o, simplemente, el hecho de caminar por ahí descalzo, no son precisamente buenos para la salud de nuestros pies. Hemos de tener en cuenta que procurar regularmente cuidados a los pies es necesario no solo para que estos luzcan bonitos sino también para que estén sanos, ya que son muchos los problemas de salud derivados de desatender esta parte del cuerpo.

La falta de un adecuado cuidado de los pies propia del verano genera no pocas molestias: ampollas, rozaduras, callos, durezas, sequedad (sobre todo en los talones), uñas deshidratadas, hongos… Por esta razón, las pedicuras en verano son uno de nuestros tratamientos estrella. Y es que, ¿¡quién va a resistirse a llevar una pedicura perfecta con las sandalias nuevas!?

Gracias a unos buenos cuidados de los pies tras el verano podrás restaurarlos después de tantos abusos, lo que notarás enseguida en tu bienestar general. ¡Son muy fáciles y placenteros!

cuidados de los pies tras el verano

Algunas precauciones para facilitar los cuidados de los pies con vistas al otoño

Para que los cuidados de los pies posteriores al verano te duren más es esencial tomar las siguientes precauciones

  • Elige unos buenos calcetines, y por buenos me refiero a que sean transpirables, fabricados con fibras naturales (como el algodón) y que no resulten excesivamente ceñidos (lo que perjudicaría a tu circulación sanguínea).
  • Vigila que tus pies estén siempre secos: es fundamental para evitar la aparición de hongos. Al salir de la ducha sécalos minuciosamente, poniendo especial énfasis en la zona interdigital.
  • No está de más revisar las plantillas, suelas y tapas de tus zapatos para asegurarse de que todavía se encuentren en buen estado. De no ser así, deberías proceder a cambiarlas.

cuidados de los pies despues del verano

Siguiendo estos simples consejos estarás haciendo mucho por tu salud podológica, evitando la aparición de durezas, hongo y ampollas, con lo que los cuidados de los pies serán mucho más fáciles y rápidos en el futuro.

3 cuidados de los pies que necesitas para dejarlos como nuevos tras el verano

Cuidados de los pies para eliminar callos y durezas

La exfoliación es tu gran aliada a la hora de devolver la suavidad a tus pies después de los excesos veraniegos. Se trata de uno de los cuidados de los pies que no pueden faltar en tu rutina, ya que solo así podrás eliminar las pieles muertas, devolviendoles un aspecto terso y saludable.

El cuidado de los pies debe comenzar, pues, con una buena exfoliación. Para ello, solo necesitas frotarlos con una piedra pómez o, mejor aún, con una lima eléctrica. Ambos instrumentos se pueden emplear tanto en seco como en mojado. Concluye el proceso con una mascarilla hidratante será la guinda del pastel.

lima electrica cuidados pies

Cuidado de los pies para acabar con la sequedad

Unos pies bien hidratados son la mejor prevención contra las durezas. Entre tus cuidados de los pies no pueden faltar la aplicación de una buena crema hidratante especialmente diseñada para esta parte del cuerpo. ¡Y presta especial atención a la zona de los talones!

Algunos productos naturales, como el aceite de oliva o el aloe vera, constituyen unos excelentes hidratantes capaces de nutrir en profundidad tus pies, devolviéndoles toda la suavidad perdida durante el verano.

Cuidado de los pies para reparar tus uñas

Durante las vacaciones, llevamos las uñas pintadas más tiempo del que deberíamos y, a la hora de eliminar el esmalte, nos invaden las prisas y usamos disolventes tan fuertes que queman su superficie, dejándolas quebradizas y amarillentas.

Un buen cuidado de los pies pasa, necesariamente, por restaurar la salud de nuestras uñas desde el interior, aportándoles los nutrientes necesarios para reparar su estructura y devolverles su brillo natural. Darles color ya vendrá después. Para reparar las uñas dañadas solo tienes que aplicarles aceite de albaricoque, masajeando suavemente su superficie. La mezcla de aceite de oliva y limón también obra milagros. Evita pintarlas hasta que no estén completamente restauradas, ten paciencia.

Solo tienes que seguir estos sencillos consejos sobre cuidado de los pies para lograr la restauración de su bienestar y belleza. Después del desgaste propio de las vacaciones de verano, es lo menos que puedes hacer por ellos, ¿no crees?

WhatsApp