Winter is coming. El sol se despide hasta el año que viene. El frío empieza a apretar y los días son cada vez más cortos y más oscuros. Con ello, siempre nos asalta la misma pregunta: ¿se irá el moreno que tanto costó conseguir en vacaciones? ¿Se acabó la piel bronceada y tostadita? ¿Volveré a parecer un fantasma durante casi todo el año?

Tranquila, te traemos un post lleno de sabiduría donde podrás encontrar consejos sobre cómo broncearse sin sol este invierno

¿Por qué perdemos el moreno en invierno?

Es por todos sabidos que, después de tantas horas tostándonos al sol durante el verano, ese precioso tono moreno que adquiere nuestra piel desaparece muy pronto. Pero ¿por qué perdemos tan pronto nuestro bronceado? Las células de nuestra piel están en un proceso de constante y continua renovación y este proceso no se detiene durante el invierno. Así, debido al proceso de renovación celular, y teniendo en cuenta que en invierno no tomamos el sol y no producimos melanina, las células ‘’morenas’’ de nuestra piel son reemplazadas por otras células con menos color.

¿Es posible estar bronceado en invierno?

Lo cierto es que mantener el bronceado adquirido durante el verano es casi una misión imposible debido al proceso de renovación celular que ya hemos comentado anteriormente. No obstante, sí existen trucos que nos pueden ayudar a mantener el bronceado de nuestra piel durante más tiempo.

Cómo broncearse sin sol en invierno

Está claro que,incluso en invierno, es posible tomar el sol a través de alguna ventana por la que entre el sol durante horas, o en un balcón o en una terraza cuando no haga demasiado frío. sin embargo, la fuerza del sol no es la misma que en verano. No obstante, ¿cómo podemos broncearnos sin sol este invierno?

A continuación, detallaremos una serie de métodos con los que no tendrás que tomar el sol y con los que podrás tener ese tono bronceado que tanto añoras. ¡Atenta, que empezamos!

Autobronceador

los dermatólogos insisten en que es uno de los mejores métodos para conseguir estar moreno durante el invierno. Desde luego, el uso de autobronceador es un recurso muy socorrido para no tener que tomar el sol. Además, es ideal, pues no genera ningún daño en la piel, ya que no se absorbe, quedando en la capa más externa de la epidermis, la capa córnea.

No obstante, se obtendrán mejores resultados cuando se prepare la piel correctamente para después usar el autobronceador. Así, es conveniente exfoliar la piel con un guante de crin o vegetal, hidratar la piel con crema, colocar el autobronceador de forma homogénea por todo el cuerpo y por toda la cara (evitando el contorno de ojos, las entradas del pelo y las cejas) y, después, lavarse las manos con agua tibia y jabón para que éstas no queden bronceadas. El autobronceador ha de aplicarse cada 7 o 10 días , pues es el tiempo en que se produce la renovación celular y, por tanto, es el tiempo en que duran los efectos de este producto.

Alimentación y Zumos Naturales

La alimentación es fundamental para mantener el moreno, pero también para conseguir estar bronceado durante el invierno. Así, el bronceado comienza por la alimentación que llevemos, pues es la manera perfecta de activar nuestra piel desde dentro. No obstante, con la alimentación no es suficiente para conseguir un buen tono de moreno, de forma que tendremos que conjugar la alimentación con cualquiera de los métodos que trataremos en este apartado. Los alimentos que activan nuestra piel desde dentro son la zanahoria, la piña y el té negro, por lo que es importante incluirlos en nuestra dieta.

Bronceado con caña de azúcar

¿cómo broncearse sin sol este invierno? Quizá el bronceado con caña de azúcar sea el más indicado para ti. Sin duda, el bronceado con caña de azúcar ha supuesto una verdadera revolución , siendo una solución rápida y fiable que es ideal si necesitas tener un tono bronceado para algún evento. Además, este método no daña la piel y se puede tomar el sol a pesar de haberlo puesto en práctica. Por otro lado, también es posible elegir el tono de bronceado con el método de la caña de azúcar.

¿Hay algún pero? No todo es de color de rosa, y este método, aunque es maravilloso, sólo dura una semana y las sesiones no son aptas para todos los bolsillos. Es por eso por lo que es un método para llevarlo a cabo cuando hay a la vista un acontecimiento especial y no usarlo de manera habitual. Además, el bronceado con caña de azúcar no es exactamente un bronceado, pues no activa la melanina de nuestra piel, y por este motivo por lo que los efectos de este tipo de bronceado duran tan sólo una semana.

Así, la molécula de caña de azúcar se deposita en las capas más superficiales de la piel y, al entrar en contacto con los aminoácidos libres de las proteínas cutáneas, se produce una reacción natural que broncea la piel sin necesidad de activar la producción de melanina.

Esperemos que este post te haya servido de ayuda si estas buscando ese deseado bronceado en invierno, si tienes alguna duda sobre cualquiera de estos métodos de bronceado no dudes en escribirnos en los comentarios.

Cómo broncearse sin sol este invierno
5 (100%) 2 vote[s]