No es un secreto que en invierno los pies se nos pueden resecar más que de costumbre. Por ello, si nuestra intención es lucir en Navidad unos zapatos abiertos con los que se nos vayan a ver, hay que cuidarlos y prepararlos de forma previa para no transmitir una mala impresión. De hecho, aunque parezca mentira, nuestros pies, al igual que nuestras manos, son una de nuestras cartas de presentación más importantes.

Es en la cultura oriental donde más importancia se les da, pues se cree que están conectados a nuestros órganos internos. Sea como fuere, lo que sí es cierto es que hay que tenerlos cuidados y con una pedicura siempre perfecta. Mucho más si deseamos lucirlos en las próximas fiestas.

Prepara tus pies para lucir zapatos abiertos

Nuestros pies se merecen que los mimemos y cuidemos. Para empezar, prepararemos un baño con agua caliente solo para ellos. Después, iremos siguiendo una serie de pasos para lograr un resultado perfecto.

Baño caliente especial

Sumérgelos durante, mínimo, diez minutos. Al agua debes añadir sal o jabón para disfrutar al máximo de una experiencia de lo más relajante. Gracias a esto, la piel se irá ablandando y preparándose para todo lo que viene.

Deshazte de las pieles muertas

Para deshacerte de las pieles muertas, hay que esperar a que la piel se haya reblandecido de forma adecuada. Cuando lo compruebes, sécalos con una toalla y pasa una lima o piedra pómez para eliminar las escamas y células muertas. Repasa bien los talones y las almohadillas. Tus pies te lo agradecerán al ponerte los zapatos abiertos.

Proceso de hidratación

Una vez que has hecho todo el proceso, aplica una crema hidratante para reparar y regenerar la piel. Las hay específicas para pies, por lo que es bueno elegir una de ellas. Un truco es echársela y colocar calcetines de dormir de algodón. Así la crema penetrará mejor y la hidratación tendrá un mayor efecto.

Exfolia a conciencia

Puedes preparar un buen exfoliante de forma natural y casera. Tan solo necesitas unos pocos ingredientes como azúcar y aceite de oliva. Mezcla ambos productos y remuévelos despacio hasta conseguir una especie de pasta con algo de consistencia.

Después, debes aplicarlo en cada uno de los pies realizando un ligero masaje. Cuando termines, aclara bien y seca aún mejor con una toalla. Más tarde, puedes aplicar la crema hidratante que hemos empleado en el baño caliente.

La importancia de la pedicura

Si vas a lucir unos zapatos abiertos en estas fiestas navideñas, una de las partes que más llamarán la atención será la de la zona de las uñas. No hay nada peor que encontrarnos con unos bonitos zapatos y una pedicura mal cuidada. Por ello, es una de las zonas a las que más atención hay que prestar.

No solo la parte estética es la que importa para hacerlo, ya que, un mal cuidado de las uñas de los pies, puede derivar en bastantes problemas que se pueden evitar de forma sencilla.

Para conseguir una pedicura perfecta, asegúrate de cortar las uñas siempre en forma recta, evitando que se claven y puedan encarnarse. Más tarde, retira las cutículas con un palito especial. Puedes aplicar una crema hidratante en esa zona para retirar aquellas cutículas que se hayan quedado adheridas y para aportar un extra de suavidad.

Cuando tengamos la pedicura bien lograda, es la hora de elegir el esmalte perfecto que encaje más con nuestra personalidad. Podremos hacer un guiño a la Navidad empleando esmaltes navideños en tonos rojos o verde botella.

Tipos de zapatos para lucir tus pies perfectos

Una vez que tengamos todo el cuidado de nuestros pies bien hecho y estos hayan quedado perfectos, es hora de elegir los mejores zapatos abiertos para lucir en Navidad. Podemos elegir unos tacones cómodos que no resulten demasiado exagerados, pues las fiestas nos tendrán en movimiento hasta altas horas de la noche y nuestros pies podrían llegar a resentirse.

Tacón ancho y zapatos peep toe, los más elegidos

Hablar de comodidad es hacerlo de tacones anchos. Este tipo de tacón ha sido el más elegido este año, tanto en invierno, como en verano. Podemos lucirlo esta Navidad en sandalias abiertas de terciopelo, por ejemplo. Esta mezcla de materiales los convierte en una opción perfecta para las próximas fiestas.

Uno de los clásicos de todas las fiestas, sobre todo las celebradas por la noche, son los zapatos peep toe. Los hay con tacones de diferentes tamaños, pero siempre con la misma premisa: lucir una estupenda pedicura.

Tener unos pies perfectos es algo mucho más sencillo de lo que pensamos. Con realizar este cuidado una vez a la semana, comenzaremos a notar la diferencia y no volveremos a avergonzarnos de tener que mostrar nuestra pedicura en cualquier evento. ¡Estaremos deseando de rescatar del armario este tipo de zapatos!

WhatsApp

Descubre nuestros bonos de depilación IPL y disfruta de una sesión GRATIS

Ver promoción
X