Uno de los principales problemas que todas hemos sufrido alguna vez en la vida, es el de tener unas uñas quebradizas y que se terminan escamando. Puede darse el caso de que no sea tan solo algo puntual. Cuando se convierte en algo que sucede de forma recurrente, es cuando debemos comenzar a preocuparnos.

Causas puede haber muchas y ser bastante diferentes entre sí. Esto ocasiona que, muchas veces, no sea sencillo detectarlas de forma fácil, por lo que la solución puede llegar demasiado tarde. Si te has percatado de que tus uñas podrían estar sufriendo algún problema, es necesario conocer algunas de las más comunes, así como sus posibles soluciones.

Causas que provocan las uñas quebradizas

Aunque no son todas las que están, estas son las causas más comunes que se suelen dar cuando aparece un problema recurrente de uñas quebradizas.

Alimentación poco saludable o deficiente

Nuestras uñas también necesitan su alimento especial. Se trata de la queratina, diferentes tipos de vitaminas, minerales, etc. Si no comemos productos suficientes que contengan este tipo de ingredientes, es más sencillo que nuestras uñas tengan problemas y se terminen escamando por no encontrarse lo suficientemente fuertes.

Productos de limpieza malos para la piel

Tenemos que tener especial cuidado en el tipo de productos que empleamos cuando limpiamos nuestro hogar. Muchos de ellos contienen químicos que no son aptos para nuestra piel, lo que provoca un deterioro clave en la uña.

Enfermedades y circulación

Hay que prestar especial atención a que este problema de uñas quebradizas no se dé debido a alguna enfermedad crónica. Algunas anestesias generales también pueden repercutir en dichos problemas, al igual que ciertos tratamientos a largo plazo. Otra de las causas puede ser no gozar de una buena circulación sanguínea. En caso de que el problema sea persistente, lo mejor es acudir a un especialista.

Cambios de temperatura

Una de las causas que mejor solución tiene y que menos preocupante parece es la posibilidad de que tus uñas se hayan vuelto quebradizas debido a cambios bruscos de temperatura. Por ejemplo, si trabajas en la calle en invierno y luego llegas a casa con la calefacción al máximo.

La higiene excesiva

Es normal que te preocupe la higiene de tus manos. De hecho, es una de las zonas del cuerpo que siempre debe permanecer limpia y bien desinfectada. Sin embargo, como todo, en exceso es malo y puede ser una de las causas principales de los problemas de tus uñas.

Consecuencias y soluciones de los problemas en las uñas

Las principales consecuencias con las que deberemos lidiar si algo de lo anterior provoca problemas en nuestras uñas son, principalmente, dos:

  1. Uñas quebradizas que se rompen con demasiada frecuencia.
  2. El esmalte no dura lo que debería debido a que la uña está escamada.

Ante esto, debemos conseguir aportar soluciones para que los problemas no se dilaten demasiado en el tiempo, pues podrían acarrear otros peores. Algunas de estas soluciones podrían ser:

Alimentación equilibrada

Para alimentar también esas uñas quebradizas debemos tomar productos ricos en fibra, proteínas y diferentes vitaminas, sobre todo las de los grupos D y B. También tener en cuenta minerales como el magnesio y el hierro.

Protección con guantes

Para evitar los cambios bruscos de temperatura o el roce de nuestras uñas con los diversos productos químicos que las puedan afectar, lo mejor es cubrir nuestras manos siempre con los guantes adecuados a cada ocasión.

Exfoliar y nutrir las uñas

No solo tenemos que cuidar las manos, sino también nuestras uñas. Para ello, podemos exfoliar esa parte, hidratarla y nutrirla. Emplearemos cremas especiales para hacerlo, siempre aptas para el cuidado de esa zona en concreto.

Cuidar la manicura de forma profesional

Aunque nos guste hacernos la manicura en casa, nosotros no tenemos los productos profesionales que se emplean en los salones de belleza. Por ello, es bueno acudir, al menos una vez al mes, a un centro especializado en el cuidado de nuestras manos.

Tipos de lima y esmalte

La lima que empleemos para evitar las uñas quebradizas debe ser siempre de madera. Además, debemos cuidar que los esmaltes sean de calidad y cuenten con una base de protección adecuada.

Rutina de uñas

Para cuidarlas por completo, es bueno nutrirlas con un aceite especial y crema, cosa que podemos hacer cada noche antes de dormir. Esto, además, nos ayudará a relajarnos y evadirnos de los quehaceres diarios.

Cuidar y poner solución a las uñas quebradizas no debe ser ningún problema. Una vez que conocemos las posibles causas, podremos atajar y llegar de forma rápida a una solución. Como consejo, siempre es recomendable escuchar la opinión de un especialista, por lo que esta es una de las soluciones primeras por las que deberías optar. Después de ello, una buena rutina de cuidados será suficiente para lucir unas uñas siempre perfectas.

WhatsApp