Todas queremos lucir una piel morena, pero los tiempos de lograrla a cualquier precio, por suerte, ya quedaron atrás. Dentro de las muchas opciones para broncearnos de forma rápida y sin necesidad de exposición solar, destacan el solarium y el bronceado con caña de azúcar. ¿Cuál de ellas es la mejor? Sigue leyendo este post y descúbrelo.

Bronceado sin sol: más allá del solarium

El verano es la mejor época para lucir morena: llevamos menos ropa, y la que llevamos nos queda genial sobre una piel morena. Las técnicas alternativas al bronceado natural son una excelente opción para conseguirlo.

El solarium y el bronceado con caña de azúcar son muy populares, tanto para coger el moreno antes de ir a la playa, como para mantenerlo después de las vacaciones veraniegas, sobre todo si eres de moreno difícil o si dispones de poco tiempo para tostarte al sol.

Existen todo tipo de alternativas al bronceado natural: sprays, polvos, píldoras… Pero está claro que las más usadas en todo el mundo son el solarium y el bronceado con caña de azúcar. Conocerlas en profundidad es esencial para tomar la decisión acertada.

Durante muchos años, el solarium ha sido el rey del bronceado sin sol: una técnica rápida, duradera y potente… demasiado potente. La relación entre las cabinas de rayos UVA y el cáncer de piel está más que demostrada.

Bronceado con solarium vs. bronceado con caña de azúcar: ¿en qué se diferencian?

¿Qué es un solarium?

El solarium es un aparato que broncea el cuerpo con la ayuda de la radiación ultravioleta desplegada por los tubos radiadores, encargados de emitir rayos UV-A y UV-B, los cuales inciden en las capas más profundas de la dermis, activando así la melanina.

solarium

¿Qué es el bronceado con caña de azúcar?

El bronceado con caña de azúcar es una técnica totalmente natural, consistente en aplicar DHA (dihidroxiacetona: un activo natural derivado de la caña de azúcar) sobre la capa más superficial de la piel (la keratina), sin llegar a penetrar en su nivel más profundo (la melanina).

¿Cómo son las sesiones de bronceado con solarium y con caña de azúcar?

Hemos de tener en cuenta que en ambos casos es necesario que la piel esté libre de productos químicos (cremas, perfumes, etc.), depilada, bien hidratada y exfoliada.

  • Las sesiones de solarium requieren introducirse en la cama de rayos UVA con unos protectores especiales en los ojos. Su duración oscila entre 8 y 15 minutos, debiendo descansar al menos 48 horas entre una y otra.
  • Las sesiones de bronceado con caña de azúcar duran entre 15 y 20 minutos. En ellas se aplicará el DHA del tono que hayas elegido, utilizando una máquina semejante a una pistola de pintura. Finalmente, se seca el cuerpo para que el producto quede totalmente asentado sobre la piel.

bronceado con caña de azucar

¿Cómo son los efectos del bronceado con solarium y con caña de azúcar?

  • Los efectos del solarium empiezan a ser más notables a partir de las 4 sesiones y su duración es la misma que la del sol directo (el cual no podrás tomar el mismo día que vayas a la cabina de rayos UVA).
  • El color que se obtiene en el bronceado con caña de azúcar es instantáneo desde la primera sesión y dura entre 8 y 9 días, siendo su desaparición progresiva. Durante las 9 horas posteriores al tratamiento no se debe aplicar agua o productos dermatológicos.

 

¿Cuáles son los riesgos del solarium y del bronceado con caña de azúcar?

El solarium presenta riesgos tanto para la piel como para los ojos, según la OMS (y ello es así aunque no se use en exceso). La utilización de este tipo de bronceado está relacionada con el cáncer de piel y el envejecimiento prematuro. Por ello, no pueden usarlo menores de edad, quienes estén consumiendo ciertos medicamentos, embarazadas, o personas que hayan padecido o estén en riesgo de padecer cáncer de piel.

El bronceado con caña de azúcar es uno de los pocos de su clase que no presentan riesgo alguno: ni quemaduras ni alergias. Gracias a su composición 100% natural y a su aplicación superficial, es perfecta para todo tipo de personas, cualquiera que sea su edad o estado de salud.

A todos nos gusta lucir la piel morena en verano, pero no todo el mundo tiene tiempo o está dispuesto a tomar el sol durante horas para conseguirlo. Gracias a la tecnología, cada vez es más fácil conseguir estos objetivos sin apenas esfuerzo, pero debemos tener en cuenta qué método se ajusta mejor a nuestras necesidades y los riesgos que conlleva.

Hoy en día, es mejor recurrir a sistemas inocuos, como el bronceado con caña de azúcar. Aunque los resultados no son exactamente iguales que a los de tomar el sol, el simple hecho de preservar la salud es motivo suficiente para utilizarlo.

Los dermatólogos lo tienen claro: el bronceado con caña de azúcar es la forma más responsable de lucir moreno sin arriesgar la salud de tu piel. ¡Olvídate de correr riesgos innecesarios y apuesta por este innovador tratamiento estético! ¿A qué esperas para probarlo?

WhatsApp