La belleza exterior es reflejo del bienestar interior y viceversa. Seguramente no es la primera vez que escuchamos esto, por ello desde Nails&Co, en estas líneas, te vamos a explicar algunos de los beneficios de los tratamientos de belleza, más allá de lo físico. Es decir, conocerás las ventajas de los diferentes tratamientos también en tu belleza interior y bienestar psicológico.

Sea una manicura básica, un facial o tratamiento corporal, cualquiera de estos tratamientos impactan en nuestro cuerpo más allá de lo físico. No solo tu piel, manos o pies estarán más saludables sino que las consecuencias las sentirás a nivel emocional.

Esta es una parte que poco se conoce de la estética. En Nails&Co, como expertos en cuidado personal.

Beneficios de los tratamientos de belleza

Autoestima

En otros post lo hemos mencionado. El cuidado personal es un acto de amor propio que muchas veces ignoramos o subestimamos entre las ocupaciones del día a día.

Realizarte algunos de estos tratamientos sirve como momento de encuentro propio o como le quieras llamar: desconexión, relajación, reflexión, etc. ¿Cuántas veces dedicamos 45 minutos o una hora para nosotros mismos? Seguramente la respuesta te sorprenderá. Puede que no sea tan frecuente como debería o incluso no figure entre tus planes.

Mejorar la autoestima es uno de los beneficios de los tratamientos de belleza. Un proceso que empieza cuando la persona se mira en el espejo con una nueva mirada al haberse dedicado unos minutos para cuidarse y mimarse.

Esto puede ocurrir, como ya hemos mencionado, con algo tan sencillo como una manicura o, por ejemplo, con un tratamiento como nuestros masajes anticelulíticos. Después de algunas sesiones indudablemente tu autoestima mejorará al observar cómo la apariencia de tu piel mejora.

Observar como la piel consigue un aspecto más tonificado e hidratado y tu figura completamente estilizada tiene efectos directos en tu autoestima.

Autoconfianza

Este es otro de los beneficios que va de la mano con el anterior. Uno es consecuencia directa del otro. Una persona con mayor autoestima reflejará más seguridad.

No olvidemos la importancia de la imagen en la sociedad actual. Por esta razón, el cuidado facial resulta una forma de terapia para ganar seguridad interior frente a los demás.

Imagina que, siguiendo el ejemplo anterior, gracias a un tratamiento anticelulítico consigues usar esa falda o ese vestido que tanto te gusta sin complejos. Proyectarás la confianza que, seguramente, no tenías antes porque quizás te avergonzaba esa celulitis molesta en tus piernas.

Lo mismo puede suceder con un tratamiento facial que hace que el aspecto de tu rostro mejore o aclare algunas manchas molestas que tenías.

Reducción del estrés

Cuando tu piel y músculos reciben un masaje mejora el flujo sanguíneo y se alivian los dolores y molestias. El resultado final no solo es una piel más suave sino una sensación de renovación y liberación.

Entre nuestros tratamientos corporales puedes encontrar algunos con un fin específico, como el hidratante o despigmentante, pero hay otros concebidos simplemente para mantener saludable el cuerpo y la piel.

En general, los masajes impactan favorablemente en las emociones del ser humano, esto gracias a la reducción de tensiones musculares que se ven reflejados en una mejora del estado anímico. Por esta razón, un masaje o tratamiento corporal suele ser indicado para casos de ansiedad y agitación nerviosa.

Incontables beneficios

Si aún dudas de los beneficios que te pueden aportar los tratamientos de belleza para tu cuerpo, a continuación detallamos el impacto que tienen órgano por órgano.

En la piel

Durante la aplicación de un tratamiento corporal o facial, se recibe un masaje intensivo que activa la circulación de la sangre, estimula los músculos y facilita la renovación de la piel, tras eliminar las células muertas. De esta reforma se consigue un mejorar su aspecto y que nuestra piel luzca con mayor luminosidad y suavidad.

En el músculo

Se produce un verdadero aumento en  las fibras musculares, ayudando a trabajar músculos que en el día a día no activamos, además contribuye a su firmeza y mejora la circulación.

Sistema nervioso

Nuestro sistema nervioso también responde de forma positiva a los estímulos de los tratamientos de belleza. Por ejemplo, aquellos que implican técnicas de masaje aumentan la eficiencia de nuestros órganos debido a la reacción que provocan.

Los sistemas circulatorio y linfático

Un tratamiento de belleza con masaje incluido aumenta la absorción de oxígeno a los tejidos y estimula la regeneración de la sangre y la producción de hemoglobina y los glóbulos rojos. Esto se traduce en el rejuvenecimiento de nuestros tejidos y bienestar tanto físico como estético.

En los órganos internos y el metabolismo

Los tratamientos de belleza, en especial aquellos que incluyen masajes en el cuerpo, aceleran el metabolismo del cuerpo. Como resultado, nos proporciona una mayor operación de todos los sistemas de órganos y mejora la eficiencia y funcionalidad del conjunto.

¿Te has decidido? ¡En el marco del Día de la Mujer regálate bienestar!