La manicura y la pedicura semipermanente se han convertido durante los últimos años en unos de los servicios estrella en el mundo de la estética de las uñas, siendo en la actualidad unas de las prestaciones más solicitadas.

Buena parte de su éxito se debe a su gran versatilidad, su gran variedad de texturas y colores y a la rapidez de su secado.

Sin embargo, no faltan voces que indican que el esmalte semipermanente puede llegar a provocar daños en las uñas.

¿Qué hay de cierto en esto? ¿Puede realizarse la manicura y la pedicura semipermanente siempre o es necesario tomarse un tiempo de descanso?

En este post vamos a intentar aclarar estas dudas, y muchas otras, de la forma más concisa.

La manicura y la pedicura semipermanente no dañan las uñas

El esmalte semipermanente es consecuencia de pruebas, investigaciones y amplios estudios de la industria cosmética. En los últimos años las mejoras y avances a la hora de presentar productos de la máxima calidad que sean respetuosos con nuestras uñas y con nuestra salud en general han sido muy numerosos.

El grado de excelencia alcanzado por las marcas más prestigiosas, a nivel nacional e internacional, ha sido muy importante. Los productos presentados no solo respetan nuestras uñas, sino que aseguran una larga longevidad del mismo.

La manicura y la pedicura semipermanente no dañan de ninguna manera nuestras uñas. Ni la preparación del esmalte, ni su aplicación, ni su retirada pueden dañar las placas de las uñas.

La única prevención que hay que tomar es no limar en exceso las uñas, ni en el momento previo a la aplicación del esmalte semipermanente, ni en la posterior fase de retirada, ya que de hacerlo sí que cabe la posibilidad de que se produzca una excesiva aplicación de la placa y, por tanto, un indeseado debilitamiento de las uñas.

Ventajas de la manicura y de la pedicura semipermanente

Son múltiples los beneficios de la manicura y de la pedicura semipermanente, siendo estos la principal causa del éxito que está teniendo su aplicación en millones de mujeres en todo el mundo.

Si aún no has tenido la oportunidad de experimentar los numerosos beneficios de utilizar esmalte semipermanente en el cuidado de tus uñas, los que te vamos a presentar a continuación hará que te decidas definitivamente.

Mayor dureza y brillo de las uñas

La manicura y la pedicura semipermanente proporciona un radiante brillo a tus uñas durante todo el tiempo que permanezca el esmalte, sin que a los pocos días pierda su gran intensidad.

A diferencia de otros métodos de manicura y pedicura, el esmalte semipermanente proporciona a tus uñas una dureza y una consistencia que son muy de agradecer, especialmente entre las personas que poseen unas uñas quebradizas o débiles. Esto te permitirá poder espaciar en el tiempo, o incluso ahorrarte manicuras encaminadas al fortalecimiento de las uñas, como puede ser la manicura de parafina.

Uñas perfectas durante más tiempo

Uno de los principales beneficios de la manicura y de la pedicura semipermanente es su gran durabilidad, muy superior al conseguido con el esmalte tradicional. El esmalte semipermanente puede llegar a durar hasta 3 semanas en el caso de la manicura, y aún más tiempo en el caso de la pedicura, debido a que el crecimiento de las uñas de los pies es más lento que el de las uñas de las manos.

La manicura y la pedicura semipermanente te permitirán realizar tus actividades diarias sin el temor constante a que el esmalte de tus uñas se arañe y se descascarille, o a que vaya desapareciendo gradualmente, algo muy habitual en el caso del esmaltado tradicional.

Manicura y pedicura menos agresivas

Tanto la manicura como la pedicura semipermanente son absolutamente inocuas, siempre y cuando no abusemos de ellas, algo que, por otra parte, ocurre igualmente en el caso de los esmaltados tradicionales.

Es recomendable que se deje descansar las uñas cada cierto tiempo, de forma que el cuidado de las uñas sea el adecuado.

Puedes pintar sobre el esmaltado con gel

Terminamos nuestro recorrido por los beneficios de la manicura y de la pedicura semipermanente con un pequeño truco de belleza, consistente en que puedas pintar tus uñas encima del esmaltado semipermanente, y cuando lo desees retirarlo con un quitaesmalte sin acetona. De esta manera no te aburrirás con el color de tus uñas y las conservarás igualmente sanas.

En definitiva, a pesar de algunas voces críticas, la manicura y la pedicura semipermanente no tienen por sí solas la capacidad de dañar tus uñas, sino más bien todo lo contrario, haciéndolas más brillantes y mucho más resistentes. Sin embargo, es fundamental que quien te aplique el esmalte semipermanente sea un buen profesional, que la calidad de lo productos que utilices sea la máxima y que cuides tus uñas diariamente de la forma más adecuada.

WhatsApp