Trucos para mantener el bronceado

Trucos para mantener el bronceado

El mar y tú son testigos de lo mucho que has trabajado por ese color durante el verano: intensas y pacientes jornadas bajo el sol, probablemente con siesta incluida, más de un producto en tu bolso de playa (en un intento para dar con ese que es ideal para ti), y mucho sudor. Finalmente, lo has logrado. Tu piel se ha vuelto color canela, dependiendo de su tono original quizás sea más tirando hacia dorado o simplemente un poco más tostada de lo habitual.

Ahora disfrutas de ese bronceado que te hace lucir espléndida y con una frescura sabor a verano, pero con el paso de las semanas somos testigos de su inevitable final.

¿Y por qué nos gusta tanto estar bronceadas? Es que cuando nuestra piel está morena algunos colores nos favorecen más, se ocultan algunas imperfecciones, aprovechamos para dejar de usar tanto maquillaje y además mantenemos vivo el recuerdo de lo bien que lo pasamos. Sí, esas son solo algunas de las ventajas, por eso desde NailsCo te contamos algunos trucos para mantener el bronceado.

Es hora de bajar la temperatura

Después de someter tu cuerpo a las altas temperaturas bajo el sol es momento de refrescarlo. Ducharte con agua caliente deshidrata nuestra piel y puede adelantar ese proceso en que las diferentes zonas del cuerpo se van despellejando. Por eso si quieres mantener el bronceado es recomendable ducharse con agua fría.

El agua fría tiene múltiples beneficios para nuestra piel, además de para nuestra salud. Por ejemplo, una ducha fría también ayuda a nuestra circulación y se dice que a la tonificación.

Para alargar la vida de tu bronceado es recomendable combinar una ducha fría con la aplicación de aceite hidratante. De esta manera lograrás una piel hidratada.

Si no te atreves a ducharte sin agua caliente, una solución será aplicar una infusión fría de té negro, con ayuda de un algodón, sobre tu piel. El té negro se usa desde la antigüedad para teñir el peno canoso y telas, entre otras cosas. Por lo que su aplicación sobre la piel favorecerá a mantener el tono ese tono más oscuro.

Hidrata y nutre con vitamina C

Un hábito que debes reforzar para mantener el bronceado es la hidratación de tu piel post vacacional. Lo recomendable es aplicar una buena crema hidratante dos veces al día, por la mañana y por la noche.

Para mantener el bronceado durante todo el año, estrellas de cine como Gwyneth Paltrow ha confesado ser fan de la vitamina C. Esta vitamina ayuda a la producción de hidroxilisina e hidroxiprolina, ambas necesarias para la unión de moléculas que crean colágeno, la sustancia que da firmeza y tono a tu piel.

Además de optar por productos que tengan este compuesto, refuerza el consumo de alimentos ricos en vitamina C. Las frutas como la naranja, el kiwi o el pomelo son ideales porque además son ricas en agua.

Ten presente también la importancia del caroteno para mantener el tono moreno de la piel. La zanahoria y el tomate son los alimentos estrella que te ayudarán en esta labor.

También es necesario que la hidratación empiece en el interior, por ello no olvides beber suficiente agua. Unos 5 o 6 vasos de agua diarios te ayudarán a mantener las células de tu piel en buen estado. Si tu piel carece de agua las células no funcionarán de forma apropiada y puede que pierda aceites protectores, esenciales para ayudar a mantener la firmeza y elasticidad de la piel.

Échate una mano con los autobronceadores

Sí, aunque ya estés morena los autobronceadores te ayudarán a conservar el tono bronceado de tu piel durante más tiempo.

La dihidroxiacetona (DHA) es la molécula responsable de que los autobronceadores sean capaces de generar en el cuerpo humano la apariencia de haber pasado horas bajo el sol. Si los usas ya estando morena lo que haces es aprovechar la reacción química de la oxidación, que se provoca al entrar en contacto con la superficie de la piel. El resultado final dependerá de la cantidad de DHA de cada producto.

También puedes elegir un tratamiento bronceador, como el que ofrecemos en NailsCo con caña de azúcar, que te permite lucir tu piel bronceada en cualquier época del año.

Otro truco para mantener el bronceado es incorporar en tu rutina el uso del after sun. Estos productos suelen ser ignorados pero en realidad son de gran ayuda si quieres fijar el moreno en tu piel. Además de calmar la piel asegura y prolonga el bronceado de manera uniforme. También alivia las posibles quemaduras y descongestiona el enrojecimiento, logra un color natural y bonito mientras proporciona una sensación de frescura inmediata.

Por último, un truco que logrará un efecto visual que resalta tu bronceado es el uso de polvos iluminadores. Aplícalos en tu rostro e incluso en la zona del escote para favorecer la luminosidad de tu piel.

Si después de todo tienes alguna duda, ponte en manos de los expertos en NailsCo te ofrecemos los mejores tratamientos para el cuidado de tu piel.