4 hábitos para un buen cuidado de las uñas

Cuidado de las uñas

4 hábitos para un buen cuidado de las uñas

 

Las manos son una parte muy importante de la primera impresión que damos al exterior. Tienen un papel protagonista en la comunicación no verbal y es una de las primeras cosas en las que mucha gente se fija. Lucir unas manos y unas uñas cuidadas es un hábito que debemos tomar tal y como nos peinamos el pelo por las mañanas, vamos a la peluquería de vez en cuando o nos echamos productos para conseguir una melena más sana. ¿Si hacemos todo eso con nuestro pelo por qué no deberíamos hacerlo con el cuidado de las uñas también?

Para conseguir un cuidado de las uñas perfecto no solo es necesario hacerse la manicura de vez en cuando. Se trata de un cuidado constante que empieza con pequeños hábitos en casa que apenas nos consumen tiempo, pero que harán que a la larga nuestra manicura luzca mucho más sana y vistosa de lo que jamás te imaginarías.

 

1.Evitar los malos hábitos

Lo primero que hay que hacer para lucir unas uñas impecables es dejar de lado ciertos hábitos que van a estropear nuestros esfuerzos por tener una manicura perfecta. Alguna de estas malas prácticas que hacemos casi inconscientemente pueden ser las siguientes:

  • Morderse las uñas. Recibe el nombre de onicofagia y es un hábito que mucha gente adquiere desde pequeños o por situaciones de estrés o ansiedad. Es muy perjudicial tanto para la dentadura como para las uñas. Puede causar deformidades en las uñas que más tarde son irreparables y difíciles de camuflar, aunque lo peor es que derive incluso en infecciones de uñas.
  • Una mala dieta. Al igual que sucede con el pelo o la piel, en el crecimiento de las uñas también influyen los alimentos que consumamos. Las uñas quebradizas o el lento crecimiento son consecuencias directas de una alimentación pobre en antioxidantes y vitaminas.
  • Realizar tareas domésticas sin guantes. Las tareas domésticas tales como lavar los platos, la ropa, mantenimiento del jardín, etc. pueden resultar muy agresivas para nuestras manos. Usar los guantes apropiados nos protegerá las manos al realizar estas tareas cotidianas.

Una vez que hayas eliminado los malos hábitos en tu rutina diaria es hora de ponerse con los buenos hábitos para el cuidado de tus uñas.

2.Hidrata manos y uñas diariamente

Tanto al comienzo como al final del día es importante que dediquemos un momento a la hidratación de nuestras manos y uñas pues solo con una buena hidratación podremos conseguir el resultado perfecto que queremos.

Es aconsejable utilizar cremas que se adapten a tu tipo de piel. En invierno, por ejemplo, es común tener las manos muy secas por lo que es conveniente una mayor hidratación.

También es aconsejable utilizar aloe vera antes de dormir para la limpieza de la piel y regenerar posibles tejidos muertos. Solo con echarnos unas gotas por la noche será suficiente para tener unas manos perfectas.

La utilización de algún aceite nutritivo como el de argán un par de veces a la semana también será bueno para el cuidado de las cutículas.

3.Fuera cutículas y otras imperfecciones

Las cutículas son una parte de la uña que se encarga de proteger de infecciones y otros problemas, sin embargo, a veces dejarlas demasiado largas o poco cuidadas puede dar sensación de descuido o incluso estropear una manicura bien hecho.

Por tanto, es imprescindible tener un cuidado extremo de las cutículas. Para ello existen diferentes productos y herramientas que nos ayudarán a ello.

Se trata de una zona muy delicada que si se trata manera incorrecta puede acarrear un mal acabado o incluso infecciones, por lo que debe hacerse con mucho cuidado.

Si no lo has hecho nunca o prefieres que te lo haga un profesional puedes consultarnos para ayudarte a decidir qué es lo mejor para tus uñas. Normalmente es aconsejable utilizar el removedor de cutículas adecuado.

En Nailsco la eliminación de cutículas es un servicio que se ofrece al hacer cualquier tipo de manicura.

4. Tratamientos especiales y cambio de manicura

Con estos buenos hábitos para el cuidado de las uñas notaremos rápidamente como nuestras manos lucen mucho mejor. Pero eso no es todo. Si aún así notamos otros problemas más severos como despigmentación, deshidratación o deterioro de las uñas, en Nailsco realizamos tratamientos exclusivos dedicados al problema de cada cliente.

Manicura relajante refrescante

Manicura hidratante con parafina

Manicura despigmentante antiaging

Manicura restructurante de uñas

 

Por otro lado, si tenemos hecha una manicura, no podemos olvidar lo importante que es mantenerla bien y quitarla o cambiarla correctamente cuando pase un tiempo y comience a desgastarse. Si queremos volver a hacerla o dar un nuevo cambio de color a nuestras uñas lo ideal es volver al centro donde hicimos el tratamiento.

Ahora que ya sabemos lo importante que es el cuidado de las uñas y cómo debemos hacerlo es hora de ponerlo en marcha. Comienza hoy mismo a mimar tus manos, hidratarlas y dejar tus uñas bonitas.