5 consejos para tu rutina de cuidado facial en invierno

Rutina de cuidado en invierno

5 consejos para tu rutina de cuidado facial en invierno

La temporada más fría del año llega a su punto más álgido y así como es momento de abrigarse más, también hay que poner especial atención en nuestra piel. Por ello desde Nails&Co te ofrecemos las mejores recomendaciones para tu rutina de cuidado en invierno.

 

Contrastes de temperatura, calefacción, heladas y nieve suelen traducirse en deshidratación, sensibilidad, envejecimiento, tirantez, etc. Adaptar tu rutina de cuidado en invierno evitará estos males y hará que tu piel luzca y permanezca saludable también durante la temporada más fría del año.

 

Pero además de las atenciones en tu rutina de cuidado en invierno es importante que dediques tratamientos específicos para el cuidado del rostro. En Nails&Co hemos diseñado un bono facial, ideal para cuidar tu piel durante esta temporada. De esta forma aseguras la continuidad de un tratamiento pensado para especialmente para limpiar y nutrir tu rostro.

 

Nutre tu piel

 

Usa una crema que hidrate tu piel tanto por el día como por la noche. En el invierno la piel pierde elasticidad lo cual puede producir una sensación de “tirantez”, es decir, al gesticular sientes que se marcan más las líneas de expresión, al igual que esa sensación de piel «quemada» por el frío. Suele ser más común en sitios con nieves o cuando se practican deportes extremos.

 

Aplicar una crema a diario es imprescindible en una rutina de cuidado en invierno. Tómate tu tiempo al momento de elegir la tuya, busca un producto adecuado a tu tipo de piel y sus características, pues conseguirás la máxima hidratación.

 

Otro detalle de gran importancia en tu rutina de cuidado en invierno es poner especial atención en el contorno de los ojos. Lo ideal es aplicar un producto concebido especialmente para su cuidado, ya que es una de las zonas más delicadas del rostro y que sufre durante los días más fríos.

 

Este ritual de hidratación debe repetirse durante el día y la noche. Una vez limpio el rostro deberá colocarse una crema que ayude a recuperar la piel de la agresión medioambiental cómo el frío, calefacciones fuertes o la polución.

 

La hidratación de la piel en esta época no es exclusiva para el rostro. Como parte de la rutina de cuidado en invierno también es importante tener contigo una buena crema para las manos, ya que son una de las áreas del cuerpo más expuestas a las bajas temperaturas y que suelen sufrir de sequedad.

 

Limpieza diaria

 

Durante invierno y todo el año es muy importante que limpies tu piel cada noche antes de ir a la cama.

 

En el transcurso del día tu piel acumula suciedad, producto de la polución, el sudor, las células muertas, sin contar el maquillaje, por lo que como parte de tu rutina de cuidado en invierno no debes dejar de limpiar la piel al terminar el día. Para esto lo ideal es usar un gel limpiador y un tónico, no te fíes de las toallas desmaquillantes.

 

También es aconsejable que una vez por semana realices una suave exfoliación, lo cual ayudará a mantener tus poros limpios y libres para absorber todos los nutrientes de las cremas que apliques en tu rostro.

 

Protégete con bloqueador solar

 

Esta es una de las reglas de oro en toda rutina de cuidado en invierno. Puede que pienses que como hace menos frío y el sol calienta menos no necesitas cuidarte  pero el efecto de los rayos ultravioleta sobre la piel continúa, así como la producción o progresión de las manchas cutáneas, el fotoenvejecimiento, etc.

 

Como parte de tu rutina de cuidado en invierno aplica el protector solar media hora antes de salir para que tu piel tenga tiempo de absorberlo. Si utilizas cremas hidratantes aplícalo en último lugar, justo antes del maquillaje.

 

¡No te olvides de tus labios!

 

El sol del invierno y el viento frío suelen afectar a las zonas más delicadas del cuerpo y los labios son unas de ellas.

Ten un bálsamo labial a la mano y aplica varias veces durante el día. Además, como parte de tu rutina de cuidado en invierno puedes incluir una mascarilla. Aunque hay productos para ello, puedes hacer una sencilla mascarilla en casa con miel y azúcar y aplicarla con un suave masaje para eliminar las células muertas y dejarla actuar 15 minutos.

 

Consume agua

 

Tanto como continuación del cuidado de los labios como para el cuidado de tu piel en invierno es importante mantenerte hidratado, de dentro hacia afuera. Bebe dos litros de agua para mantener las necesidades de líquido de tu cuerpo.

 

Sabemos que el agua fría no es de las cosas más apetitosas durante invierno, así que las infusiones de todo tipo son una buena alternativa al agua sola. También puedes aprovechar para preparar sopas o caldos calientes.

 

¿Lista para poner en práctica estos consejos? No olvides reservar un día para que tu rostro reciba cuidados profesionales. En Nails&Co, con nuestro bono facial ahorras al mismo tiempo que garantizas un cuidado constante de tu piel.

 

¡Descubre en nuestra web todos los bonos que te ofrecemos!